còmo curar a mi perro de las garrapatas

Aprende a defender a tu mejor amigo de las molestas garrapatas

En medio de la diversión y la convivencia normal de tus mascotas, pueden ser afectados por las molestas garrapatas. Ya sea en el patio, en un parque o por el contacto con otros canes, el mejor amigo de tu hogar puede ser víctima de esta silenciosa plaga de minúsculos arácnidos que además de la comezón, causa otros daños.

Muchas personas creen que las garrapatas no son molestosas para los animales, pero si, las consecuencias en las mascotas están comprobadas. Estas suelen enfocarse en áreas del cuerpo con una irrigación sanguínea sustancial, al mismo tiempo que con piel suave o fácil de romper para dedicarse a succionar. Por eso, como hemos visto, se apuestan en el área posterior de los perros, además de orejas o cuello.

Conociendo un poco más al enemigo

Las garrapatas son mucho más que una molestia comezón, en raras ocasiones son los portadores naturales de varias enfermedades que pueden afectar tanto a los perros como también a los humanos en el peor de los casos. Las más renombradas y graves resultan ser la enfermedad de Lyme y el Tifus. Dando otra razón para que sea necesario erradicar a las garrapatas de nuestras vidas. Y de ese porcentaje menos de garrapatas que resultan infecciosas, el riesgo aumenta conforme pase el tiempo adherida a su portador, por lo que una detección temprana es la mejor estrategia, tanto para humanos, perros u otros animales.

garrapatas

En los bosques, praderas, o áreas con plantas medianas y altas, la garrapata puede pasar algún tiempo esperando a algún animal que pase tocando esas plantas para ser el objetivo de su succión sanguínea. Suele pensarse que, al igual que la pulga, la garrapata salta hacia sus objetivos, pero estos arácnidos de la familia de los ácaros, no poseen tal capacidad de salto, suele bastarle esperar al siguiente animal, el cual muy probablemente entrará en contacto con otros animales prontamente.

Los ixodoideos (o garrapatas) se dedican a perforar y sostenerse en el cuerpo que succionan mediante sus quelíceros, segregando entonces una suerte de pegamento que lo asisten a afianzarse con muchísima estabilidad a su víctima.  

Pueden ser tan comunes como las pulgas y existen varios métodos de distinta intensidad para librarse de estos molestos parásitos. Depende a veces de cada can, cuál de los remedios caseros o clínicos resulta el más efectivo para eliminar a estos sanguinarios casi imperceptibles, debido a elementos como el tamaño del perro, su edad, cantidad de pelaje, época del año, entre otros elementos externos.

 También es importante tener presente el estilo de vida de la mascota, porque esto determinará si luego seguirá siendo un objetivo atractivo para próximas garrapatas.

Se encuentran mucho más activos durante los periodos de verano, o en regiones del mundo donde no se perciben periodos invernales significativos, de igual manera el hemisferio norte es donde las garrapatas son mucho más comunes que en el sur del globo.

Previniendo riesgos

El primer paso preventivo importante contra las garrapatas es la higiene y los chequeos rutinarios, tanto para sus perros, en otras mascotas y también en los miembros de su familia. Sobre todo, luego de recorrer áreas boscosas o con hierba semi-alta o alta. Debe entonces ir pasando sus dedos lentamente por el cuerpo del perro en búsqueda de montículos o hinchazón de cualquier tipo y revisar visualmente áreas en donde sospeche puede haber algún parasito.

Tener la costumbre de siempre cepillar a sus perros le permitirá estar muy familiarizado con los pormenores de su pelaje. Además, cuando bañamos a los canes de manera regular, estos arácnidos tendrán menos oportunidad de adherirse a nuestras queridas mascotas para causarles posibles daños.

garrapatas

Otro medio de prevención, un poco más especializado, es mediante medicamentos específicos diseñados para desparasitar de manera externa a los perros, con variadas presentaciones, como los conocidos collares y pipetas para la aplicación externa de medicamentos, como también las lociones o jabones especializados para hacer del perro un objetivo mucho menos atractivo para los parásitos sanguíneos y otros males que aquejan al sistema canino.

            Remedios y soluciones naturales

Debemos tener muy presente que al aplicar cualquiera de estas opciones naturales o clínicas, debemos además desinfectar o limpiar nuestro hogar de manera que las garrapatas que podrían soltarse o de nuestros perros no consigan un hogar cómodo en los sofás, por ejemplo.

            Manzanilla: De las soluciones naturales más populares y efectivas en la lucha contra estos minúsculos ácaros, encontramos la infusión de manzanilla, que debemos dejar reposar o enfriar a temperatura ambiente antes de aplicar en el can.

Si tenemos una cantidad sustancial se podría incluso bañar al perro en manzanilla, en caso contrario, se puede aplicar usando algodones o toallas humedecida en la infusión y aplicar en las áreas donde se encontraron garrapatas para que estas se desprendan de nuestro perro, la manzanilla también funge como antiséptico y antiinflamatorio, lo cual ayuda al área afectada por las garrapatas.

Al mismo tiempo que no está contraindicado para cachorros, por lo que lo se puede usar con libertad en edades donde podría resultar peligroso bañarlos totalmente o usar medicamentos de origen industrial para combatir las garrapatas.

Por esto la manzanilla es la primera opción de muchos, tanto de manera preventiva como un remedio. Es importante que no cualquier infusión servirá para sustituir a la manzanilla, pero una opción incluso mejor que la manzanilla es preparar una infusión de eucalipto, que se podría aplicar en sustitución a la manzanilla o posterior a esta, ya que el aroma y sensación del eucalipto resulta insoportable para las molestas plagas.

Como un paso preventivo adicional, se puede colocar en diversos puntos de nuestro hogar (fuera del alcance de los perros) hojas de eucalipto que con su aroma intimiden a posibles garrapatas que puedan infectar a las mascotas.

Frutas cítricas: otra opción efectiva similar a la manzanilla es con frutas cítricas, que también resulta molesto para estos pequeños ácaros. Cuidando que no entre en contacto con la cara u mucosa del perro ya que es irritante y con un olor muy penetrante para nuestros amigos caninos; pueden usarse limones, naranjas u otros cítricos que estén a nuestra disposición.

Claro está, no se trata de hacer zumo o jugo de frutas cítricas, sino que sea mayor proporción de agua, y puede incluso usarse para aplicar en el hogar para limpiar y asegurarnos que no tenemos garrapatas ocultas en otros puntos además del perro. Para esto recomendamos un pulverizador o aspersor para lograr que el cítrico alcanza rincones importantes de la vivienda.

Vinagre de manzana: Dado que este compuesto es a base de ácido acético es un excelente repelente para las garrapatas, se puede preparar mezclando el vinagre o sidra en partes iguales con agua y aplicarlo con una toalla limpia o algodón, cuidando que no entre en contacto con el rostro de nuestro can.

En caso que se considere necesario, se puede combinar en partes iguales el vinagre de manzana con el champú de nuestro can, para darle un baño, cuidando claro está el rostro del perro. Se advierte que dado el aroma potente del vinagre, es probable que el perro se resista a tener alguna relación con este método o remedio.

Romero, almendras y canela: otra opción muy viable es combinar aceite de almendras, de romero y de canela en proporción de dos cucharaditas de aceite de almendras, por una de aceite de romero y de canela, cuidando de no usar aceites esenciales ya que son muy potentes, en caso que se utilicen estos, deben ser muy bien diluidos antes de mezclarlos y aplicarlos en la mascota con un algodón o toalla limpia.

Nunca sobra añadir vitamina E a los remedios y preparados para repeler garrapatas debido a los beneficios que puede traer a la piel de nuestro can.

Otras posibles combinaciones caseras incluyen, preparados en base a varios aceites como: aceite de albahaca, aceite de limón, aceite de lavanda y de cedro mezclándolo en la infusión de manzanilla que se menciona al principio como la opción más sencilla para lidiar con los microscópicos arácnidos.

 

Alternativas clínicas o veterinarias

Collares antiparásitos, aerosoles y pipetas, son los más comunes en estos casos, quedando las cantidades y la frecuencia del uso a facultad del experto veterinario que consultemos, este indicará el tratamiento indicado para cada compañero canino diferente.

Ya sea el caso del collar antiparasitario, el cual tiene un extenso efecto repelente para próximas garrapatas, o el aerosol, por ejemplo, que tiene un efecto más inmediato y tópico, para neutralizar a las garrapatas que ya hemos conseguido.

Extrayendo las garrapatas observadas

Una vez aplicado los medicamentos y remedios caseros o veterinarios, es vital remover a las garrapatas que se consiguen en nuestros canes, tratando de causar el menor daño posible, utilizando pinzas muy precisas, desinfectando el área antes y después de la remoción, para curar la posible herida que dejará el parasito. Usando guantes, yodo y alcohol.

garrapatas

Es importante tratar de matar a la garrapata antes de halar del can para que así produzca menos resistencia. En todo caso, la opción más segura, si es posible, seria llevarlos al veterinario una vez descubramos que tiene garrapatas, ya que los expertos podrían manejar mejor la situación. Tratando siempre de no infectar a otros perros, sean propios,

o quizás otros en el trayecto o la consulta.

En conclusión, las garrapatas no son cuestión ligera, pueden ser un riesgo tanto para el can como para nosotros, y debe tratarse con la seriedad correspondiente, además de ser un verdadero disgusto para nuestros peludos compañeros, encontrando la ayuda profesional como principal recomendación y siempre cuidando el bienestar de nuestra mascota al aplicar los remedios caseros.

 

A %d blogueros les gusta esto: